);

En ocasiones el vehículo que provoca el asciende se da a la fuga. Tiene una gran incidencia en los casos de atropellos de peatones y ciclistas, pero también en colisiones entre vehículos. Normalmente, no sabemos qué debemos hacer cuando somos víctimas de un accidente y el vehículo responsable huye del lugar de los hechos.

Que no te traicionen los nervios, Abogados MY está para ayudarte.

Es posible que si somos víctimas de un accidente de tráfico y el vehículo causante huye, tengamos la tendencia a salir corriendo detrás de él o a perseguirlo con nuestro coche o bicicleta. Este es un error muy común. En efecto, lo mejor no es intentar alcanzar al vehículo, sino levantarnos y tratar de extraer toda la información del mismo mientras huye: la matrícula, la marca y el modelo, el color, si es un coche nuevo o viejo, etc. son datos que es posible recopilar visualmente de un coche a la fuga.

Es más, en muchas ocasiones los conductores que huyen suelen pararse a ver desde una distancia prudencial el siniestro que han ocasionado, tal vez por alguna especie de remordimiento. En estos casos, podremos aprovechar para recolectar información. Tampoco hemos de olvidarnos de recopilar los datos de todos los testigos presenciales del accidente.

Además de esto, hay que llamar a la Policía Local para que se presenten en el lugar de los hechos y elaboren el correspondiente atestado.

En cuanto a nuestro estado de salud, es importante acudir al servicio de urgencias más cercano al lugar del accidente, ya que es posible que, aunque nos sintamos bien, hayamos sufrido lesiones cuyos síntomas no son inmediatos.

El pago de una indemnización por accidente de tráfico recae sobre la aseguradora del vehículo que ha provocado el accidente. Sin embargo cuando no es posible identificar a éste, la reclamación de la indemnización ha de realizarse ante el Consorcio de Compensación de Seguros, una vez que se pueda demostrar que el vehículo que causó el siniestro se dio a la fuga y que este no ha podido ser identificado. En estos casos los trámites se pueden complicar aún más que cuando se reclama a una compañía de seguros ordinaria, ya que lo más probable es que se tenga que interponer la correspondiente denuncia o demanda judiciales.

Call Now Button
Abrir chat
1
Hola! ¿Necesitas ayuda? ¡Estamos online!